Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Facultad de Ciencias de la
Actividad Física y del Deporte

Un estudiante de INEF - UPM “asciende” el Everest sin salir de la universidad

Fran San Cristóbal ha finalizado con éxito la prueba de subir y bajar las siete plantas del edificio 312 veces equivalentes a coronar los 8.849m de la mítica cima.

26.01.2021 (Publicado en upm.es)

El pasado sábado, 23 de diciembre, a las 7:00 am, el estudiante de Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid, Francisco Manuel San Cristóbal Díaz, comenzó el asalto al reto “Subir al Everest en el INEF”, que consistía en subir 312 veces los escalones de las siete plantas del edificio, que equivalen a alcanzar la cima del Everest (8849m) en un tiempo inferior a las 24 horas. Para intentar conseguirlo, el alumno ha llevado a cabo una rigurosa preparación física, técnica y mental, que se vio intensificada en los últimos tres meses antes del reto. Esta preparación fue óptima si nos atenemos al resultado obtenido: 8.849 metros en 18 horas y 4 minutos.

La realización práctica del reto constituía la parte fundamental de toma de datos del TFG del alumno (Preparación física y nutricional para afrontar el reto “Subir al Everest en el INEF”), que está siendo co-dirigido por la profesora Guadalupe Garrido, del Departamento de Salud y Rendimiento Humano y por el profesor Manuel Sillero Quintana, del Departamento de Deportes, quienes estuvieron han hecho el seguimiento durante todo el reto, acompañados de Nieves Fernández, recién graduada de INEF y amiga de Francisco.

Realizando paradas periódicas de aproximadamente 5 minutos cada hora en las que se registraba el peso, la presión arterial, la frecuencia cardiaca, la saturación de oxígeno, el índice glucémico, percepción subjetiva de la fatiga y el dolor y un registro termográfico de los miembros inferiores de alumno, Fran ha ido sumando pasos, hasta superar los 100.000 y más de 90 kms lineales al finalizar la prueba. Además, se pesaron sistemáticamente todos los líquidos y comidas sólidas ingeridos por el alumno. Esto permitía monitorizar su estado de salud y ajustar al máximo la ingesta con el gasto calórico originado por la prueba, algo que ha sido crucial para la consecución del reto. Todos estos datos posibilitarán el análisis de dichos datos en el TFG del alumno.

“Aún no me lo creo”, manifestaba eufórico Fran tras finalizar el reto. El estudiante de INEF ha desvelado el secreto para conseguirlo, “querer es poder, la voluntad lo puede todo. Aunque el cuerpo me decía basta, mi corazón me ha hecho continuar hasta el final”. También ha tenido palabras de agradecimiento para los profesores que le han guiado en su Trabajo Fin de Grado. “Gracias a Guadalupe y Manuel porque sin su ayuda y apoyo no hubiera conseguido este reto. En todo momento, desde que planteé el TFG me han arropado, asesorado y preparado para lograr el objetivo”.

Para Vicente Gómez Encicnas, decano de INEF, el reto “supone unir las obligaciones que tiene la Universidad, y en este caso la Facultad, de formar, investigar y transferir el conocimiento. A través del TFG que está haciendo Fran, reunimos estos tres aspectos en una prueba deportiva, que es nuestra herramienta de trabajo. Por ello, iniciativas como esta son muy importantes para nosotros”.

El reto también está enmarcado dentro de la iniciativa “INEF Saludable y Sostenible” por el cual la facultad y la propia Universidad Politécnica de Madrid mantienen su apuesta por los objetivos de sostenibilidad de la Agenda 2030. No se han utilizado plásticos de un solo uso y los alimentos y las bebidas isotónicas que ha precisado Fran han sido ecológicos y de elaboración casera.

Tanto el alumno, como el equipo técnico de apoyo del mismo han agradecido el apoyo de todas las personas que siguieron el reto de manera presencial y virtual (fue transmitido vía YouTube), así como el apoyo institucional de los Departamentos de Salud y Rendimiento Humano y de Deportes de INEF, así como de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) y de la Universidad Politécnica de Madrid durante todo el proyecto.