Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Facultad de Ciencias de la
Actividad Física y del Deporte

El ejercicio físico durante el embarazo mejora la salud del niño en los primeros años de vida

Un estudio en el que participaron investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid demuestra los beneficios del ejercicio físico programado durante el embarazo en los primeros años de vida del menor y en la salud de la madre.

29.06.2020 (Publicado en upm.es)

Por todos es sabido que el modo en que las mujeres cuidan de su salud durante el embarazo influye de manera importante en la salud del feto y por lo tanto, en la del bebé en el momento de su nacimiento. Sin embargo, hasta el momento no se había constatado hasta qué punto esa influencia puede mantenerse años después del nacimiento, en los primeros momentos de la vida del menor. Ahora, un trabajo en el que han participado investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid muestra que  el ejercicio físico programado durante el embarazo tiene importantes beneficios en los primeros años de vida del menor y en la salud de la madre.

“Un hecho relevante e integral como el proceso de embarazo y parto puede resultar determinante para la vida futura de madre e hijo/a. Esto es así por la gran cantidad y calidad de modificaciones que este período ocasiona en todos los ámbitos del organismo femenino y también en la vida fetal,” explica Rubén Barakat, investigador del grupo de Actividad Físico-deportiva en Poblaciones Específicas (AFIPE) de  INEF-UPM y uno de los autores de este trabajo.

La influencia del estado de salud de la madre en la del bebé no solo se da de forma positiva. “Algunas alteraciones, especialmente las de carácter metabólico (aunque no las únicas), lejos de encontrarse bajo control, han sufrido un importante incremento a causa de estilos de vida inadecuados y pueden ocasionar daños en la salud del feto e incuso del recién nacido, daños que se prolongan más allá del momento del parto”, explica Barakat.

Y es que, bien por la propia naturaleza del período de embarazo, o bien por factores sociales y ambientales, el proceso de embarazo y parto representa un auténtico desafío para la madre y su hijo/a y ante esta situación la prevención de alteraciones es un elemento básico. Las mujeres son cada vez más conscientes de la necesidad de cuidarse durante esta etapa y la práctica de un ejercicio físico moderado es una opción cada vez más presente en las gestantes. De ahí que buena parte de la literatura científica sobre el embarazo se haya centrado en cómo la práctica de ejercicio físico por parte de la madre puede influir en la salud del menor.

Reducción de las complicaciones cardio-metabólicas

El trabajo en el que han participado los investigadores de la UPM,  titulado “Gestational Exercise and Maternal and Child Health: Effects until Delivery and at Post-Natal Follow-up” y publicado en la revista Journal of Clinical Medicine, incluye el seguimiento de más de 1.300 gestantes y sus descendientes hasta un periodo de 10 años tras el parto. Su hallazgo más novedoso se centra en demostrar la eficacia del ejercicio gestacional sobre la prevención de sobrepeso y obesidad durante el primer año de vida de los menores y la menor incidencia de complicaciones cardio-metabólicas maternas después del parto para las madres, entre ellas la hipertensión o la diabetes.

Además, los análisis secundarios de este estudio nos permiten concluir que las mujeres sedentarias que deciden empezar un programa de ejercicio durante el embarazo son las que más beneficios obtienen, tanto para su salud como la de sus bebés

En opinión de María Perales, autora principal del estudio “estos hallazgos deberían de impulsar el apoyo de intervenciones de ejercicio físico en el ámbito sanitario que favorezcan la prevención temprana (desde el mismo entorno intrauterino) del sobrepeso y la obesidad a través del ejercicio físico supervisado por profesionales de las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Intervenir en un periodo tan sensible como es el embarazo puede ser clave para el manejo de enfermedades cardio-metabólicas de alta prevalencia y preocupación sanitaria”.

Según Ruben Barakat “estos resultados demuestran, una vez más, el gran potencial del ejercicio físico diseñado y desarrollado por profesionales en una población de gran interés como la mujer gestante, y al mismo tiempo sienta las bases para el cuidado y la mejora de la salud de las futuras poblaciones”

Y es que, para los investigadores, es vital seguir trabajando en esta línea para conocer la influencia real que el ejercicio puede tener en la salud de la madre y de los menores. “Creemos que sólo estamos viendo una mínima parte de lo esperable, por tanto, se hace necesario e imprescindible continuar investigando en este ámbito científico del ejercicio físico durante la gestación. Así como ya hemos elaborado las recientemente publicadas Guías Clínicas para el ejercicio físico durante el embarazo*, siguiendo el ejemplo de países como Estados Unidos o Canadá, es importante encontrar un modelo de Programa y de Sesión tipo de ejercicio, aplicable a cualquier mujer gestante sana, lo que esperamos conseguir a corto plazo”, concluye.

El estudio, en el que han participado también investigadores del Hospital 12 de Octubre de Madrid, la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Camilo José Cela, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Europea del Atlántico (Santander), la Universidad Europea Miguel de Cervantes y la Universidad Europea de Madrid, contó también con la participación del Colegio Público Tierno Galván de Madrid  y está basado en el desarrollo y los resultados de cuatro tesis doctorales presentadas en la UPM.

*Barakat R, Díaz-Blanco A, Franco E, Rollán-Malmierca A, Brik M, Vargas M, et al. Guías clínicas
para el ejercicio físico durante el embarazo. Prog Obstet Ginecol 2019;62(5):464-471. DOI:
10.20960/j.pog.00231.

Perales M, Valenzuela PL, Barakat R, et al. Gestational Exercise and Maternal and Child Health: Effects until Delivery and at Post-Natal Follow-up. J Clin Med. 2020;9(2):379. Published 2020 Jan 31. doi:10.3390/jcm9020379