Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Facultad de Ciencias de la
Actividad Física y del Deporte

La UPM no falta a su cita con la European Researchers' Night

El deporte también tiene su ciencia. Eso es lo que estuvieron enseñando los investigadores de la UPM a los cientos personas que acudieron a la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) en la octava Noche Europea de los Investigadores.

02.10.2017 (Publicado en upm.es)

Como cada año el último viernes del mes de septiembre se celebra la Noche Europea de los investigadores, un acontecimiento público dedicado a la divulgación científica y a los aspectos lúdicos del aprendizaje que cuenta con la participación de más de 30 países y más de 300 ciudades. Las actividades programadas por la UPM en esta ocasión se han enmarcado en torno a “La ciencia de la actividad física y del deporte” para mostrar la investigación que se lleva a cabo en sus laboratorios e instalaciones y mostrar las implicaciones que esta tiene en la mejora del rendimiento deportivo y de la salud.

El público comenzó a llegar a las cinco de la tarde para asistir a la primera actividad programada -Deporte inclusivo a la luz de la ciencia- donde pudieron vivir situaciones de práctica deportiva con diferentes discapacidades usando herramientas de valoración y medición del desempeño en distintas tareas y juegos.

Al mismo tiempo, se realizaba una visita al museo del INEF, un gimnasio del siglo XIX con piezas originales procedentes de un gimnasio puesto en marcha en 1890 para preparar a los aspirantes que ingresarían en la Academia de Artillería en Segovia.

A las puertas del museo se llevaban a cabo otras dos actividades que despertaron el interés de pequeños y mayores. En la termografía aplicada al deporte  enseñaron, por ejemplo, cómo identificar lesiones; mientras que en los Simuladores de Fórmula 1, con ayuda de  videojuegos similares a los utilizados para la preparación de pilotos profesionales, un preparador físico de pilotos explicó los medios y sistemas que se utilizan para su entrenamiento.

Mientras tanto, otros investigadores enseñaban a conocer cuánta energía gasta nuestro cuerpo mientras medían en tiempo real el coste energético de diversas actividades cotidianas o nos mostraban el apoyo integral e individualizado, tanto biomecánico como nutricional, que se da a los deportistas con el fin de mejorar su rendimiento. También, en la European Corner, se desarrollaron actividades para sensibilizar al público asistente sobre la enfermedad de Parkinson y mostrar los avances del proyecto europeo ICT4LIFE, en el que participan investigadores de la UPM, cuyo objetivo es proporcionar nuevos servicios para la atención integral de personas mayores con el fin de mejorar su calidad de vida.

Haciendo los honores al espíritu lúdico que imperaba en la Noche pudimos asistir a una escenificación sobre la evolución de la indumentaria deportiva a través de la historia de los Juegos Olímpicos, desde los tiempos de la Grecia clásica hasta la actualidad pasando por todas las épocas, que sirvió de excusa para mostrar cómo se ha ido incorporando la mujer a la principal competición del mundo deportivo.

Y como colofón tuvimos la oportunidad de asistir a una sesión práctica en la que aprendimos a reconocer las constelaciones circumpolares y los planetas más visibles en nuestro hemisferio y latitud con el fin de utilizarlo como técnica de orientación nocturna. A pesar de que las nubes intentaron impedirlo y no pudimos ver todas las constelaciones previstas aprendimos su historia y el porqué de sus nombres y, como consuelo, pudimos ver una estrella fugaz. Seguro que el deseo pedido por la mayoría fue poder asistir el año que viene a una nueva Noche de los Investigadores en la UPM.